ambarella eco-savvy

Visiotech ha incorporado recientemente su nueva gama de cámaras IP X-Security, que suponen una nueva revolución en el mundo IP

Partiendo de las excelentes especificaciones técnicas de sus predecesoras, estas cámaras cuentan con una nueva arquitectura en la que se han mejorado todos los elementos clave del dispositivo para elevar sus características un escalón más. Para designar estos aspectos especiales, el fabricante utiliza el distintivo Eco-savvy, que indica un diseño cuyo principal objetivo es la eficiencia sin sacrificar las prestaciones. Gracias a su nueva plataforma hardware, basada en el chipset Ambarella, los dispositivos Eco-savvy son más eficientes no sólo desde el punto de vista energético, sino también en el uso del ancho de banda, uno de los principales condicionantes en cualquier instalación de videovigilancia basada en IP.

Un control energético más depurado permite reducir el consumo en un 50% con respecto al que tenían los dispositivos de la anterior generación. Además del evidente ahorro en la factura energética, un consumo más contenido también redunda en un funcionamiento más estable de los equipos y en una vida de los mismos más prolongada.

En cuanto a la gestión del ancho de banda, los nuevos componentes de codificación de audio y vídeo son mucho más eficaces a la hora de comprimir la señal y prepararla para ser enviada a través de la red, permitiendo la transmisión de vídeo en alta definición incluso en entornos en los que la capacidad de la red es baja. Un menor consumo de ancho de banda flexibiliza en gran medida el diseño de la instalación de videovigilancia basada en IP y permite adaptar las características de cada instalación a las necesidades concretas del cliente, así como evitar los costes adicionales asociados a la mejora del equipamiento de red cuando se desea incorporar al despliegue un gran número de dispositivos. Del mismo modo, los recursos de decodificación disponibles en el grabador también se utilizan de forma más eficiente.

Además de las mejoras en la eficiencia, se ha aprovechado el rediseño de los equipos para mejorar aspectos más tradicionales, como la reproducción de los colores, mucho más fidedigna, o características más avanzadas, como el WDR, la gestión inteligente de los infrarrojos y la reducción de ruido tridimensional.

En conjunto, las nuevas cámaras IP Eco-savvy tienen todas las características para convertirse en componentes fundamentales de cualquier instalación basada en IP, sean cuales sean las necesidades o aplicaciones concretas que caractericen su despliegue.